CAMPANARIO

Porque fui campanario
de tibias palomas
que acuné en mis brazos...
donde saborearon
la miel de mis rosas
y mis desencantos...

Porque fui amor enlazado
en pequeños trazos,
con voz acunando
las tiernas sonrisas
que me transformaron...

Boquitas de rosas
mi pecho prendaron
y fui el alimento
dando mis botones
los que amamantaron,
dulzura y caricias
amores que nunca
había gustado...

Porque fui estrenando
sonrisas y llantos
porque entonces supe
del amor eterno
que Dios me había dado
al darme los hijos
que había soñado,
entonces fui madre
de tres personitas
que me enamoraron
entonces lo supe
que había nacido
como el campanario
que guardo palomas
en el nido tibio
que es mi regazo...

No existen campanas
ni llamado a misa
sin blancas palomas
no existe mi vida
sin sus tres sonrisas
sin sus alegrías...
 
Y me torno en rosas
cuando sus dolores
yo les voy sanando
con mis pasos firmes,
marcando el camino
que van conjugando
hidalguía y cantos.


autor Lílian Viacava

|

Comentarios

Lilian has dejado letras llenas de belleza y amor.


Me encantó un placer leer tus letras y disfrutar de las mismas.


Abrazos,


Robert

Hermoso canto a la maternidad, querida Lilian. Yo también he colgado un poema, pero ignoro donde está.

Besos.

Ya lo encontré, pero ahora lo volveré a buscar. Lo he compartido con Facebook y con tweeter, por lo que creo que no lo perderé.

Un abrazo.

Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar